lunes, 30 de noviembre de 2009

JULIO JUAN PÉREZ MARTÍNEZ: IN MEMORIAM

Ayer se nos murió en Rivas-Vaciamadrid, tal y como diría el poeta, un hombre bueno, en el mejor sentido de la palabra.

Y quisiera honrar aquí, desde este pequeño blog, por si alguien lo lee, a Julio Juan Pérez Martínez, el historiador. Porque a lo mejor se le conoce por sus cargos administrativos o por otros actos, pero yo siempre lo recordaré por sus lecciones o, mejor dicho, por sus vivencias de Historia.

Julio era licenciado en Historia Contemporánea e Historia del Arte, y a partir de ahí extendía su saber por cualquier resquicio del conocimiento. Y así lo aplicaba en sus clases, y en sus conversaciones, que podían desviarse por los caminos más insospechados; todos los recorría, porque parecía que ya había transitado por ellos.

Yo tuve la suerte de compartir muchas conversaciones históricas, incluidas las que se referían a la Historia del Real Madrid. Por ejemplo, una de ellas duró todo un trayecto en autobús desde Aranda de Duero a Rivas, ida y vuelta, y al final acabamos lamentando, conductor incluido, la pérdida del espíritu de las remontadas de finales de los setenta, encarnadas en Juanito, Santillana, Stielike o Camacho.

Y fue él el que me inició en la informática, cuando los ordenadores aún no tenían disco duro, convenciéndome de las amplias perspectivas que nos ofrecía a los profesores de Historia. Y el que me enseñó a comentar una película histórica en un Curso de Aptitud Pedagógica, como la del Gatopardo de Visconti, que tantas veces citaba; y el que me hizo saltar del proyector de diapositivas hasta la utilización del portátil y el cañón - decía que, por la cantidad de cañones que teníamos, nuestro Departamento parecía más bien un cuartel de artillería -.

Pero sobre todo, recuerdo cuando siempre me decía que yo era realmente un medieval en comisión de servicio en nuestros días. Nunca, os lo puedo asegurar, me he sentido tan honrado, partiendo el comentario de un digno heredero de los aventureros ilustrados del XVIII, como era él.

Ahora, nos queda mirar a nuestro lado e intentar seguir aprendiendo de tí, porque no es la Historia lo que nos hace sentir más vivos, sino el ejemplo de los historiadores que habéis sabido vivirla. Y por eso, te puedo aplicar los versos de Quevedo:

Tras siempre arder, nunca consumirme;
y tras siempre llorar, nunca acabarme;
tras tanto caminar, nunca cansarme;
y tras siempre vivir, jamas morirme.
Adios, amigo.

domingo, 22 de noviembre de 2009

CONQUISTA DE AMÉRICA Y NAVEGACIÓN POR EL PACÍFICO

(Plano de las fortificaciones de Cartagena de Indias, Colombia. 1600. Fuente Portal de los Archivos Españoles. Archivo General de Indias. MP-Panamá, 20)



Para reforzar el tema de la conquista y colonización de la América española, os incluyo dos mapas, realizados por el grupo Kairós y un vídeo de Artehistoria.com. También adjunto un plano de las fortificaciones de Cartagena de Indias, en Colombia, perteneciente al año 1600. Invito a los lectores colombianos, y de toda Iberoamérica, a que accedan al Portal de los Archivos Españoles , y en él puedan ver la colección de planos y mapas digitalizados. Es necesario pinchar en la pestaña superior búsqueda sencilla, y una vez en ella optar por registros digitalizados. Me consta que un gran porcentaje de las entradas diarias procede de Colombia, y me gustaría abrir fuentes históricas para conocer nuestro pasado común.

Y he decidido incluir un mapa de las navegaciones españolas por el Pacífico, pues este tema, como tantos otros, es uno de los grandes olvidados de nuestra historia. Porque, a lo largo del siglo XVI, el mar Pacífico, bautizado así por Vasco Núñez de Balboa, era conocido como el "lago español". De esa época, aparte de la I vuelta al mundo, completada por Juan Sebastián Elcano, es el hallazgo de una ruta de regreso a América desde Asia, conocida como "el tornaviaje". Y ello fue posible gracias a fray Andrés de Urdaneta, cuyas andanzas quedaron inmortalizadas en su "Libro de Viajes". En 1527 Álvaro de Saavedra había llegado al Norte de Nueva Guinea.

El propio Urdaneta acompañó a Legazpi, que incorporó las islas Filipinas a la corona española, en 1564. Tres años más tarde, Álvaro de Mendaña recorrió las islas Salomón y a principios del siglo XVII el piloto de la expedición de Quirós, Luis Váez de Torres llegó al estrecho que hoy lleva su nombre, pero no pudo llegar hasta Australia.

En fin, el último resto de la presencia española en el Pacífico se liquidó en 1899, cuando el gobierno español vendió las Carolinas, Marianas y Palao a Alemania.

Tres recomendaciones, dos análogicas y una digital.

a) La primera es la lectura de un librito de Carlos Prieto titulado El Océano Pacífico: navegantes españoles en el siglo XVI. Gracias a él supe que del tornaviaje y del galeón de Manila.

b) La segunda es una obra del gran Robert Graves. El título es genial, porque trata de la desdichada expedición de Álvaro de Mendaña a las islas Salomón: "Las islas de la imprudencia"

c) El tercero es un enlace a una noticia curiosa. Trata sobre la condecoración que, a finales de septiembre de este año, 2009, han recibido los habitantes de una isla de Japón, Onjuku, en recuerdo del salvamento de más de trescientos tripulantes del galeón San Francisco. Eso ocurrió hace cuatrocientos años, el 30 de septiembre de 1609, y ahora los habitantes de la isla han recibido la gran cruz de Isabel la Católica y el derecho a ser llamados "excelencia". Por cierto, también se ha rodado un documental llamado "Del Naufragio a la Amistad"

CONQUISTA Y COLONIZACIÓN DE AMÉRICA

7.2. Conquista y colonización de América

miércoles, 18 de noviembre de 2009

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA: II. LOS VIAJES DE COLÓN.

(Versión portuguesa del Tratado de Tordesillas. Arch. de Indias,
Patronato, 1. N.6. R.1)
(Reparto entre Portugal y Castilla, 1493-1494)


(Recorrido de la I Expedición de Colón, 1492)



(Vídeo de los cuatro viajes de Cristóbal Colón - 1492-1504)

Cristóbal Colón partió, finalmente, del puerto de Palos el 3 de agosto de 1492. Después de recalar en la isla de la Gomera, y desde el 6 de septiembre, aprovechó los vientos alisios y llegó a la isla de Guanahaní el 12 de octubre de ese mismo año.

En este primer viaje las tres naves recorrieron las islas Antillas hasta que, el 25 de diciembre, encalló la Santa María, con cuyos restos se construiría el Fuerte Navidad. El 16 de enero la Pinta y la Niña emprendieron el viaje de regreso, separándose por culpa de una tempestad, de manera que Cristóbal Colón arribó a Lisboa y Pinzón a Bayona, encontrándose ambos en Palos, de nuevo, el 15 de marzo de 1493.

En este mismo año, el Papa Alejandro VI promulgaba la Bula Inter Caetera, por la que otorgaba a los portugueses todas las tierras por descubrir hacia el Oriente de una línea imaginaria que discurría a cien leguas al Oeste de las islas de Cabo Verde.

Insatisfechos, los portugueses protestaron el acuerdo y finalmente se firmó el Tratado de Tordesillas, en mayo de 1494, por el que la línea de reparto se desplazaba 370 leguas (unos 1750 kms) al oeste de las islas de Cabo Verde. Hacia Occidente sería para Castilla y hacia Oriente para Portugal. Téngase en cuenta que, en esos momentos, prtugueses y castellanos aún desconocían haber llegado a un nuevo continente: en realidad estaban haciendo un reparto de islas y tierra firme en la ruta de las Especias.

sábado, 14 de noviembre de 2009

COLÓN Y EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA. I. LA PREPARACIÓN DEL VIAJE


(Mapamundi sin el continente americano y ruta que pretendía seguir Cristóbal Colón. Obsérvense las similitudes entre las Antillas y el Mar de Japón)

(Firma autógrafa de Cristóbal Colón. AHN, diversos, colecciones, 14, N 1088. Facsímil sobre calco de la firma original)
(Mapa de la expansión portuguesa hacia Asia. La búsqueda de las Islas de las Especias)



(Vídeo de Artehistoria.com que describe las dos carabelas y la nao Santa María, que partieron de Palos el 3 de agosto de 1492)

Cristóbal Colón, cuyo origen sigue siendo discutido aún hoy en día, se instaló en las islas Azores en 1476. Allí recibía las noticias de las navegaciones portuguesas, que intentaban llegar hasta las Islas de las Especias y, seguramente, de las exploraciones de los marinos vascos y andaluces, que empezaban a frecuentar determinadas rutas.

Colón estaba convencido de que se podía llegar hasta las islas de las Especias navegando hacia el Oeste. Se basaba para ello en las afirmaciones de Pierre D'Ailly y Marino de Tiro, así como en sus propias observaciones personales. Su error, sin embargo, era considerar que la circunferencia de la Tierra tenía 30.000 Kms, cuando en realidad tiene 40.000. En los diez mil kilómetros que faltaban se encontraba un nuevo continente, pero él no lo sabía.

Colón presentó primero su proyecto al rey de Portugal, pero fue rechazado. Después se desplazó a Castilla donde, tras siete años de espera, consiguió audiencia con la reina Isabel. Ésta no sólo apoyaría incondicionalmente el proyecto, sino que accedió a la firma de las Capitulaciones de Santa Fé, el 30 de abril de 1492. En este documento se recogen todos los títulos y riquezas que obtendría el navegante cuando llegará a descubrir las nuevas tierras. Entre todos destacaría la obtención del cargo de Almirante de la Mar Océana o la décima parte de las riquezas encontradas o conseguidas. El programa Pares, del Ministerio de Cultura, ha digitalizado las copias o traslados que existen de las dichas capitulaciones, que pueden ser consultadas en este enlace.

El 3 de agosto de 1492 partía la expedición del puerto de Palos de la Frontera: dos carabelas y una nao, 90 hombres y la intención de seguir el paralelo 28º hasta encontrar tierra firme.

martes, 10 de noviembre de 2009

LA CONQUISTA DE GRANADA: DOCUMENTOS.

(Mapa de la conquista de Granada. A partir de Suárez Fernández, L., Los Trastamara y los Reyes Católicos. p. 266)

(Entrega y capitulaciones del reino de Granada. f 858r. 25 de noviembre de 1491)

"Sillería baja del coro de la catedral de Toledo. Rodrigo Alemán"

El 2 de enero de 1492 los Reyes Católicos entraron en la ciudad de Granada. La campaña militar de conquista del reino granadino se había iniciado hacia 1480, después de que los monarcas hubieran firmado la paz con Portugal en Alcaçobas.

Después de la victoria militar el suceso fue ensalzado debidamente en la Heráldica, la historiografía y el arte. Así, la granada fue incorporada al escudo real y algunos artistas,reflejaron lo avatares de la guerra en tapices, pinturas y relieves. Tal fue el caso de Rodrigo Alemán, en la sillería baja del coro de la catedral de Toledo, cuya fotografía podéis ver en esta entrada.

También os incluyo la primera página de las Entregas y Capitulaciones del reino de Granada, que se conservan en el Archivo General de Simancas, Sección Patronatos, leg. 11, doc. 207, y cuya transcripción es la siguiente:

"...las cosas que por mandado de los muy altos e poderosos e muy esclarecidos principes el rey e la reyna nuestros señores fueron asentadas e concordadas con el alcaide Bulcacen el muleh, en nombre de Muley Baudilii rey de granada e por virtud del dicho su poder que del dicho rey mostró firmado de su nombre e signado de su sello son las siguientes:

Primeramente: es asentado e concordado quel dicho rey de Granada e los alcaydes e alfaquíes, alcadís, alguaciles, sabios, moftíes, viejos e buenos hombres e comunidad, chicos e grandes de la dicha cibdad de granada e del albaicín e sus arrabales ayan de entregar a sus altezas e a su cierto mandado pacificamente y en concordia realmente e con efecto dentro de sesenta días primeros siguientes que se cuenten desde el veinticinco de noviembre que es el dia del asiento desta escriptura e capitulación las fortalezas de alhambra, e alhizan e puertas e torres de la dicha alhambra e alhizan e las puertas de la dicha cibdad e del albayzin e sus arrabales e las torres de las dichas puertas e las otras fuerzas de la tierra de la dicha cibdad apoderando a sus altezas o a sus capitanes e gentes e cierto mandado en lo alto o en lo bajo de todo ello a toda su libre e entera e real voluntad. E que sus altezas manden a sus justicias que non consientan nin den lugar que cristiano alguno suba en el muro que es entre la alcazaba y el albayzin porque non descubran las casas de los moros e si subieren que sean castigados...."

martes, 3 de noviembre de 2009

UNIÓN DINÁSTICA: TANTO MONTA.

(Carta original de los Reyes Católicos sobre la comunidad y señoría de Génova. AGS, Est, leg. 1362,1)



Después de la guerra de sucesión entre los partidarios de Juana y de Isabel, los Reyes Católicos comienzan su reinado con la máxima de conseguir una unión dinástica. Esto es, como explica el profesor Luis Suárez Fernández en el vídeo, presentar la imagen de unidad en la parte superior del poder (simbología, documentación, alta representación de los reinos...) mientras que a un nivel inferior tanto Aragón como Castilla seguirían con su compleja estructura de instituciones, relaciones económicas, sociales y hasta con diferentes ejércitos e intereses geopolíticos.

Aquí os ofrezco el vídeo que estabamos viendo en clase y la explicación del lema principal de su reinado: "Tanto Monta". Es decir, tanto da uno como otro. Como veréis, se basa en la anécdota de Alejandro Magno y el nudo gordiano. Aunque realmente no fue así, porque después del reinado de Isabel y Fernando Castilla salió fortalecida y se convertiría el modelo de referencia que tomarían los Borbones cuando, a principios del siglo XVIII, edificaran un nuevo estado, siguiendo el ejemplo francés.

"Era divisa del rey y no de la reina, y le había sido sugerida por el gran humanista Antonio de Nebrija conmemorando una anécdota que Quinto Curcio refiere de Alejandro: al llegar a Gordión, en Asia Menor, el conquistador macedonio había encontrado el yugo unido por una cuerda a la lanza del carro junto con la tradición de que quien lograra desatar el nudo sería dueño del mundo; en la versión de Nebrija, Alejandro sacó la espada y cortó el nudo diciendo: "tanto monta", esto es da lo mismo cortar que desatar. Y ese yugo, con la cuerda suelta, se incorporó al escudo real. Ignoramos aún la razón de las flechas entrelazadas que parecen aludir a la unión entre varios..."

(Suárez Fernández, Luis., Los Reyes Católicos: los fundamentos de la monarquía. Madrid, 1989, pp. 19-20)

También os incluyo una foto con la firma de los dos reyes: Yo el Rey/Yo la reyna. (Pulsa sobre la foto para ampliar)

lunes, 2 de noviembre de 2009

6. LOS REYES CATÓLICOS: LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO MODERNO






En 1476 comenzaba el reinado de los reyes Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón. Casados desde 1469, ambos serían conocidos por la historia como los Reyes Católicos, y bajo su mandato se pondrían los cimientos de un estado moderno que, con el tiempo, sería España.

A lo largo de este bloque abordaremos algunos aspectos de su reinado. A saber:

- La cuestión sucesoria o guerra civil y el concepto de unión dinástica.

- La creación de nuevas instituciones.

- La integración de las islas Canarias y los intentos de aproximación a Portugal.

- La conquista del reino de Granada y del reino de Navarra.

- La política en Italia y Norte de África.

Con todo, aunque el balance de su reinado es francamente positivo, sobre todo para Castilla, hubo cuestiones que siempre pesarían en el futuro. Por una parte, la radical decisión de expulsión de los judíos, que ya se había adoptado en el pasado en otros reinos europeos, privó a la sociedad española de uno de sus estratos más dinámicos. Por otra, el apoyo a los grandes grupos nobiliarios en la consecución del poder, rompió la estrategia de sus predecesores y creó un conflicto de intereses con la nobleza urbana. Ésta, a la llegada de un nuevo rey, en 1516, demandó la devolución de sus privilegios. El germen de la Guerra de las Comunidades y de un nuevo enfrentamiento civil en Castilla estaba servido.

Os recomiendo esta presentación del reinado de los Reyes Católicos, realizada por María Victoria Landa, profesora de Historia del IES Alcántara, de Alcantarilla (Murcia).