domingo, 28 de noviembre de 2010

La España del siglo XVI: cultura y mentalidades.

(Inicio del Libro de Elio Antonio de Nebrija., Gramática Castellana. Fuente: Biblioteca Nacional de España. Hemeroteca Digital Hispana)

(Proceso de Fe contra Cristóbal de Ovando. AHN, Consejo de Inquisición, 1646, Exp. 6)

(Proceso inquisitorial contra María Pizarro, que murió en las cárceles secretas de la Inquisición de Lima, Perú. AHN, Consejo de Inquisición, 1647, exp. 1)

Con el reinado de los RRCC, y sobre todo de Carlos V, entran en España las tendencias literarias y artísticas del Renacimiento italiano. El instrumento de difusión cultural fue el castellano, prueba del protagonismo español en la Europa del XVI. Así, ya en 1492 el gramático Elio Antonio de Nebrija publicaba una Gramática de la Lengua Castellana, en el que exponía la relación entre Lengua e Imperio.

En el campo de la literatura destacaremos a autores como Garcilaso de la Vega, Boscán, Fernando de Rojas (autor de La Celestina) y, ya entrado el siglo, asistiremos a la publicación de El Lazarillo de Tormes, que inaugurará el género de la novela picaresca. Ya en la segunda mitad del XVI despuntó la literatura mística, con escritores como San Juan de la Cruz o Santa Teresa de Jesús.

Con todo, la cultura y la mentalidad del XVI estuvieron impregnadas de sentimiento religioso. Y en este aspecto el papel de la Iglesia se hizo cada vez más poderoso. Desde unos inicios en los que se pretendía una reforma, hasta la imposición de lo acordado en el Concilio de Trento y la extensión del poder de la Inquisición. Esta institución medieval fue introducida por los RRCC en 1478 para perseguir a los falsos conversos, y a partir de entonces, en colaboración con el brazo secular, extendió su radio de acción contra la herejía protestante, la brujería, la blasfemia, las desviaciones doctrinales de los clérigos y la homosexualidad. Los acusados, después de un proceso pautado, que incluía cárcel, tortura y juicio, solían terminar en un acto público de arrepentimiento o Auto de Fe. En esta ceremonia se ejecutaban las penas de muerte en la hoguera y se leían las sentencias de otros castigos.

En 1553 la Inquisición publicó su primer índice de libros prohibidos y cinco años después se instauró la censura. Poco después se publicaron los edictos del Concilio de Trento y cualquier pequeña manifestación de heterodoxia podía llevar a la cárcel inquisitorial.

martes, 23 de noviembre de 2010

España: economía y sociedad en el siglo XVI

(Vista de Madrid. Anton Van der Wyngaerde. 1562)

(Mapa de la Península de Abraham Ortelius, Hispaniae Veteris Descriptio. 1586. Fuente Instituto Geográfico Nacional.)



(Economía y sociedad de España en los siglos XVI y XVII. Artehistoria.com)

A lo largo del siglo XVI el crecimiento demográfico fue general, si bien más pronunciado en Castilla que en Aragón. La población de ambos reinos pasó de unos 6,5 millones de habitantes al inicio del siglo, a unos 8 al término del mismo, lo que suponía un crecimiento superior al 20 por ciento de la población. Este crecimiento de la población influyó, en parte, en el desarrollo económico que se produjo a lo largo de los primeros dos tercios del siglo.

Otro elemento relevante fue la llamada "revolución de los precios", en expresión del historiador Hamilton. Desde el inicio de siglo, se produjo en toda Europa un fenómeno nuevo, un alza de precios continua y sostenida, que parece relacionada con la llegada de metales preciosos procedentes de América. Otras teorías apuntan, sin embargo, a la acumulación de muchos años consecutivos de malas cosechas, que hicieron subir el precio de los alimentos.

A partir de mediados de siglo empezaron a aparecer los síntomas inequívocos de una crisis. Como los productos castellanos eran más caros, pronto el mercado se llenó de productos extranjeros más baratos. Pero la principal causa de fue el enorme desgaste económico que supusieron las guerras europeas para Castilla. Desde comienzos del reinado de Carlos, la corona mantuvo una presión fiscal creciente, aumentando los impuestos de forma continua.

Con Felipe II no mejoró la situación. Heredó una Hacienda exhausta, y a lo largo del reinado recurrió por tres veces a declarar la bancarrota. Para evitar los impuestos, muchos fabricantes optaron por cerrar sus negocios e invertir su dinero en juros, títulos de deuda con los que la Corona obtenía más dinero para financiar su política exterior.

Lentamente toda la riqueza de Castilla, y en menor medida de los otros reinos, se fue diluyendo, sobre todo porque los campesinos y trabajadores urbanos eran los únicos que sostenían, con unos impuestos elevadísimos, la ruinosa política europea de los Austrias.

lunes, 25 de octubre de 2010

Ponderación de materias en la fase específica de las PAU's


Hoy, día 25 de octubre de 2010, se ha publicado la ponderación de las materias en la fase específica de las Pruebas de Acceso a la Universidad de la Comunidad de Madrid para el curso 2011-2012.

Puedes acceder a ellas pinchando en este enlace o accediendo al espacio madrileño de enseñanza superior y descargándolo desde allí.

Recordad que la carrera de Historia pertenece a la rama de Artes y Humanidades, y se imparte en la Complutense, Alcalá de Henares, Rey Juan Carlos y Autónoma.


lunes, 11 de octubre de 2010

Repoblación: modelos y tipos de reparto territorial.

(Fuero de Usagre, Badajoz, siglo XIII. Archivo Histórico Nacional, Códices, L 915)


(Mapa de los modos de repoblación. Fuente: Arquehistoria.com)

El proceso de ocupación, reparto y explotación de las tierras conquistadas por los reinos cristianos en su avance hacia el sur, es conocido como repoblación. Este proceso repoblador atravesó por varias fases y presentó distintas modalidades, según la calidad y extensión de las tierras conquistadas y los lugares en los que se inició.

La repoblación de las semidesérticas tierras del norte del valle del Duero, y también en Cataluña (siglos VIII-X), se hizo mayoritariamente con campesinos guerreros mediante el sistema de las Cartas Pueblas. El rey, para atraer colonos a estas zonas peligrosas, otorgaba a los campesinos una pequeña propiedad y libertad personal a cambio de la defensa del territorio. Por su parte, en Castilla, una sociedad de campesinos guerreros, el régimen era el de benefactorías o behetrías. En estos poblamientos, los vecinos tenían derecho a elegir a su señor.

En Cataluña se inició la repoblación en régimen de libertad para los primeros pobladores (aprissio). No obstante, la necesidad de asegurar las fronteras hizo que los reyes fueran encomendando la tarea defensiva a los nobles, a cambio de la explotación de las tierras.

A partir del siglo XI, la repoblación en la zona meridional del valle del Duero y en el norte del Tajo se hizo mediante la fundación de municipios a los que los reyes concedían fueros (privilegios): exención de impuestos, derechos de mercado y acuñación de moneda, autonomía administrativa y libertad personal. A cambio, la población se comprometía ayudar al rey.

En el valle del Guadiana y el Guadalquivir, a partir del siglo XIII, la rapidez de la conquista explica que el peso de la guerra y la defensa territorial quedasen en manos de tropas profesionales (Órdenes Militares y nobles) a las que la Corona compensó con enormes latifundios y privilegios. Mediante el repartimiento, correspondían a la alta nobleza los lotes más importantes, a la nobleza segundona o villana lotes de menor importancia y a las milicias concejiles parcelas de pequeño tamaño.

En el valle del Ebro y Valencia, en las zonas alejadas de la frontera, se permitía conservar sus tierras a los musulmanes (capitulaciones), mientras que las zonas fronterizas más peligrosas, se les expulsaba y se repoblaban mediante el sistema de cartas pueblas o fueros concejiles y excepcionalmente con Órdenes Militares (Castellón).

Estas diferencias de reparto y explotación han condicionado, hasta tiempos recientes, la estructura de la propiedad en las regiones repobladas.

martes, 5 de octubre de 2010

Primeros núcleos de resistencia cristiana




A partir del año 711 la casi totalidad del territorio peninsular estaba sometido al control de Córdoba. Sin embargo, en el Norte, débiles estructuras de poder, compuestas por restos de la aristocracia visigoda y una amplia base de los pueblos indígenas, conformaron los primeros núcleos de resistencia cristiana. Éstos, aprovechando unas veces el repliegue musulmán y otras su propia fortaleza, iniciaron un progresivo avance hacia el Sur, que culminó en el año 1085 con la conquista de Toledo y en 1118 con la de Zaragoza.

Entre los principales núcleos cristianos, cabe destacar:

a) Reino astúr-leonés – Surgido a partir de la mítica batalla de Covadonga (722) y de un primer rey llamado Pelayo, tuvo una primera capital en Cangas de Onís, y luego en Oviedo. A partir del reinado de Alfonso III (866-910) alcanzó su máximo apogeo, llegando hasta la frontera del Duero y estableciendo la capital en León

b) Condado de Castilla – Surge como un poder casi independiente, en el extremo oriental del reino de León. A partir del conde Fernán González (930-970) Castilla llega hasta la transierra madrileña.

c) Reino de Navarra – Es uno de los primeros reinos cristianos en constituirse. Forjado a partir de la dinastía de los Iñiguez, se funde con los condados de Aragón en la figura de Sancho III el Mayor. Éste, unirá Navarra, Aragón y Castilla, para luego dividirlo todo entre sus hijos.
d) Marca Hispánica y condado de Cataluña – Surgido como una tierra de frontera o marca, del imperio carolingio, a partir de finales del siglo IX el conde Vilfredo el Velloso consigue la independencia y comienza el avance hacia la zona de Vic.

A partir del siglo XI los primitivos núcleos de resistencia cristiana se habían convertido en pujantes reinos que discutían la supremacía al poder de Al Andalus.

Sobre los primeros reinos cristianos, es especialmente recomendable este enlace.

ETAPAS DE LA "RECONQUISTA"




En el avance de los reinos cristianos hacia el sur, podemos hablar de dos grandes fases:

1. El período de supervivencia: el lento avance (s. VIII-X)

Las guerras civiles entre árabes y bereberes a mediados del s. VIII dejaron desguarnecido el norte del valle del Duero. Esta “tierra de nadie” la ocupó en el s. IX Alfonso III (León, Burgo de Osma, Zamora) fundando el reino de León, y llevando su capital hasta más allá de las montañas de Asturias. Por su parte, la frontera oriental del reino era la más expuesta por la proximidad al rico valle del Ebro, por lo que los condes que la defendían gozaban de mayor libertad y fueron progresivamente separándose de León. Finalmente el conde Fernán González se declaró independiente de León a principios del s. X. Castilla avanzaría hacia el Sur hasta llegar a Somosierra.

En cuanto a los reinos de Navarra, Aragón y los condados catalanes, el avance de todos estos núcleos fue mínimo debido tanto a la fuerza de los musulmanes, sólidamente establecidos en el valle del Ebro, como a su propia debilidad al estar estos territorios poco poblados. Sin embargo, la riqueza agrícola y comercial de Zaragoza hizo que los musulmanes la mantuvieran en su poder hasta 1118, en que fue conquistada por Aragón.

2. La expansión de los reinos cristianos: s. XI-XIV.


La rapidez en la expansión a partir del s. XI se explica por la debilidad de Al-Andalus que siguió al califato, tras la fragmentación política (reinos de Taifas). Castilla ocupó el valle del Tajo y Aragón el curso medio del Ebro. Ello motivó que a finales del s. XI los reinos de taifas solicitaran la ayuda del imperio de los Almorávides, quienes consiguieron momentáneamente detener el avance cristiano. A lo largo del siglo XII se unieron Cataluña con Aragón (1137) y se independizó Portugal (1143). A la ralentización del avance cristiano contribuyeron, entre otros, el enfrentamiento castellano-aragonés, que obligó a la firma de acuerdos de reparto (Tudilén, Cazola,…) que garantizaron la salida al mar Mediterráneo para Castilla por Murcia. Además, en 1195, Alfonso VIII fue derrotado estrepitosamente por los almohades en la batalla de Alarcos. Este hecho detuvo el avance de los reinos cristianos durantes más de veinte años.

Con todo, a finales del s. XII el proceso de expansión se aceleró. Primero la marcha de los Almorávides propició la conquista de La Mancha y Extremadura (valle del Guadiana). Finalmente la derrota de sus sucesores, los Almohades, (batalla de las Navas de Tolosa, 1.212) facilitó la conquista de Castilla del valle del Guadalquivir (Fernando III) y Murcia (Alfonso X) y la ocupación por Aragón del reino de Valencia y Baleares (Jaime I).

El acontecimiento político más importante es la unión definitiva de Castilla y León bajo el reinado de Fernando III (aunque ya antes se habían dado varías uniones pasajeras). Sus sucesores (Alfonso X, Sancho IV,…) ejercerían su poder sobre un solo reino.

A finales del s. XIII, Aragón, Portugal y Navarra habían llegado al límite de sus posibilidades de expansión. Castilla, sin embargo, mantenía todavía frontera con el reino musulmán de Granada que no se conquistó hasta el reinado de los RRCC por los problemas internos de Castilla (guerras civiles).

domingo, 3 de octubre de 2010

Al-Andalus: Arte y cultura.



La religión afectaba todas las actividades y la moral de la sociedad andalusí. Con todo, el pensamiento religioso de los habitantes de Al-Andalus fue casi siempre moderado, con las excepciones de los inicios del califato y de las invasiones norteafricanas, y en muchos aspectos puede hablarse de una separación entre religión y valores sociales.

La lengua oficial era el árabe, aunque la influencia latina convirtió el árabe andalusí en una lengua llena de características propias. Mientras, los mozárabes y muladíes continuaron usando el latín, y luego la lengua romance. En cualquier caso ambas lenguas fueron conocidas y usadas indistintamente. En cuanto a la literatura y otros saberes, el máximo esplendor llegó en tiempos de Al-Hakem II, aunque su influencia es palpable, hoy en día, en muchas palabras y expresiones del castellano.

Las máximas figuras fueron, entre otras, Ibn Rus o Averroes, médico cordobés, matemático, médico y filósofo; los poetas Ibn Gabirol, Ibn Hazm; el historiador Ibn Jaldún; el filósofo Maimónides; el enciclopedista Abulcasis, que reunió el saber quirúrgico y médico en una obra que fue traducida al latín,...

Sin duda, la cultura andalusí destacó sobre todo en el terreno científico. El contraste con el panorama que ofrecía en esas fechas la ciencia en el mundo cristiano es abrumador. Un ejemplo, Al-Ándalus fue la vía a través de la cual se difundió hacia el resto de la cristiandad europea el sistema de numeración de origen indio que terminó sustituyendo a la numeración romana. También es destacable la labor de arquitectos e ingenieros, que incorporaron los conocimientos adquiridos en las tierras conquistadas. Así, es reseñable la red de obras hidráulicas destinadas al riego, abastecimiento de agua o transformaciones mediante aceñas o molinos harineros, batanes, acequias y presas.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Al Andalus: Economía y sociedad.







En esta ocasión debéis preparar el tema por vuestra cuenta. Aquí os incluyo un esquema con lo esencial:

Introducción: importancia de la red urbana y comercial.
3.3.1. Organización económica.
a) Agricultura.
- Características, técnicas y tipos de cultivos.

b) Artesanía.
- Ubicación de los talleres y tipos de artesanía.

c) Comercio.
- El dinar y el dírhem – afluencia de monedas.
- El zoco y el comercio de larga distancia (Oriente y Europa)

3.3.2. Organización social

- Multiplicidad étnica y nivel económico:
• Árabes.
• Bereberes
• Judíos.
• Eslavos
• Hispano-visigodos. Muladíes y mozárabes.

- Diferenciación religiosa: musulmanes y no creyentes.

Os incluyo un primer vídeo sobre el funcionamiento de ingenios hidráulicos, otro sobre la economía en Al-Andalus, y un tercero sobre la labor de taracea, que era una de las actividades más importantes de la artesanía andalusí. Algunos artefactos fueron traídos a la Península por los musulmanes y permitían el abastecimiento de agua y el riego de cultivos. Tal sería el caso de la llamada noria de sangre. Otros, como la rueda de corriente, ya existían en la Península en época romana. La aportación musulmana consistió en la organización de los sistemas de riego y el desarrollo en las aplicaciones industriales de estos ingenios.

Os recomiendo el blog de Vicente Camarasa, que en este artículo, y en otros más, desarrolla lo que significó para los musulmanes la cultura del agua.

martes, 28 de septiembre de 2010

Reinos de taifas, almorávides y almohades

(Mapa de los reinos de taifas hacia 1085. Grupos Kairós)


(Mapa de la expansión almorávide)



(Mapa de la expansión almohade)

(Reconstrucción virtual de la ciudad de Alarcos. Fuente: Balawat)

Después de la muerte del sucesor de Almanzor, en 1008, se desató un proceso de luchas por el poder entre diferentes bandos de nobles andalusíes.

A raíz de una crisis política, cada territorio fue dividiéndose y en 1031 una asamblea de nobles, en Córdoba declaró extinguido el Califato. Sus causas fueron el cansancio de los andalusíes respecto a la Yihad, el debilitamiento de los Omeya, a los enfrentamientos internos…
Al-Ándalus permaneció dividido en reinos independientes o reinos de taifas hasta 1090. Estos fueron dominados por distintas familias, gozando de prosperidad económica y grandes ciudades como Sevilla y Zaragoza hasta que en 1085 el rey de Castilla, Alfonso VI, conquistó Toledo en 1085. Fue un gran golpe, y los Taifas llamaron en su ayuda al reino almorávide, que en esos momentos había concluido su expansión por el Norte de África.

En 1086, los almorávides desembarcaron en la Península y derrotaron a Alfonso VI. Entre 1090 y 1110 conquistaron Al-Ándalus y reunificaron todo el territorio, aunque no pudieron volver a ocupar Toledo. Pronto entraron en crisis debido a la corrupción política y a la subida de impuestos. En 1118 los aragoneses tomaban Zaragoza y el imperio en 1144 se hundió ante el ascenso de los almohades.

Los almohades conquistaron el Magreb y se introdujeron en la Península. Hasta 1195 consiguieron mantener la unidad andalusí, y derrotaron en ese año a los cristianos en Alarcos. Pero en 1212 los cristianos en Navas de Tolosa vencieron a los musulmanes. A partir de entonces, y remontando el valle del Guadalquivir y de la costa levantina, los reinos cristianos fueron apoderándose de casi todas las principales ciudades que quedaban en manos almohades: entre 1223 y 1248 aragoneses y castellanos avanzaron y conquistaron Valencia, Murcia, Córdoba (1236) y Sevilla (1248).

Fueron años de gran inestabilidad, sobre todo entre los ríos Guadiana y Tajo. Allí, los enclaves cambiaban de dueño continuamente. Por ejemplo, la ciudad de Alarcos, que empezó a ser construida por el rey Alfonso VIII, que fue derrotado en ese mismo lugar en 1195, y tuvo que abandonarlo a manos almohades, hasta que éstos cedieron la fortaleza e 1212. O el castillo de Miraflores, que es el que he incluido en la foto del encabezamiento de este blog, y que fue califal, cristiano, almorávide, almohade y, por último, pasó a la orden de Calatrava.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Al Andalus: Conquista, Emirato y Califato de Córdoba

(Península Ibérica hacia el año 1000)
(Expansión musulmana a principios del siglo VIII. Grupo Kairós)


(Invasión musulmana, 711-714)(Artehistoria.com)


(Emirato de Córdoba)(Artehistoria.com)


(Campañas de Almanzor)(Artehistoria.com)

En el año 711 un destacamento musulmán, al mando de los generales Tariq y Muza, formado por unos 11.000 efectivos, atravesó el estrecho para intervenir en los enfrentamientos entre los dos bandos visigodos: los partidarios de los hijos de Witiza y los seguidores del rey Rodrigo. Este último fue derrotado en la batalla de Guadalete y, en pocos años, los musulmanes conquistaron la mayor parte de la Península, estableciendo su frontera en los ríos Duero y Ebro. Más al norte pequeños núcleos de resistencia visigoda, aliados con tribus no romanizadas, quedaban fuera de la influencia de los conquistadores.

En el año 755 desembarcó en la Península Abd el Rahman, último representante de los Omeyas, que habían sido eliminados por los Abbassíes, quienes establecieron una nueva dinastía, trasladando la capital del califato desde Damasco hasta Bagdad. En Al-Andalus, Abd el Rahman creó el Emirato de Córdoba como estado independiente, rechazando la autoridad de los lejanos califas. Durante dos siglos sus sucesores asentaron el dominio sobre el territorio. Sin embargo, al comenzar el siglo X los problemas se multiplicaban: sublevaciones de familias andalusíes, rebelión de los cristianos mozárabes.

El nuevo emir, Abd el Rahman III, después de ir sofocando, uno a uno, los principales focos de rebelión se autoproclamó califa, en 929, estableciendo el califato de Córdoba. Esta decisión marcaba el inicio de un siglo de esplendor: Córdoba extendía su dominio hasta Marruecos y, en el Norte, obligaba a los reinos cristianos al pago de tributos. El segundo califa, Al Hakem, convirtió a Al Andalus, además, en el mayor referente cultural de Occidente, con una gran biblioteca y una intensa labor de traducción de filósofos clásicos; en especial, Aristóteles.

A finales del siglo X, sin embargo, comenzó la decadencia. Almanzor, visir del califa, se hizo con el control absoluto del gobierno, al influir sobre Hixam, aún un niño, y sobre su madre, y eliminando a todos los opositores. Además, envió sistemáticas expediciones de castigo contra los reinos del Norte, que apenas pudieron oponer resistencia. Sin embargo, Almanzor murió en el año 1002, y su hijo Abd al Malik seis años después. La lucha por el poder se desató en Al Andalus, hasta que un consejo de notables, reunido en Córdoba, decidió disolver el califato en el año 1031.

En Rivas-Vaciamadrid la presencia musulmana se materializó en la construcción de un castillo defensivo o hisn, junto al río Jarama, frente a lo que hoy es el Cristo de Rivas. Además, existían otros lugares, llamados Fahs al Madina y Fahs al Mayrit, que actualmente conocemos como Salmedina y Vaciamadrid. Si queréis más información podéis pinchar sobre los enlaces.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Principales instituciones del reino visigodo


(Esquema de las principales instituciones del reino visigodo. Para una mejor resolución pulsa en este enlace)
(Migración de los visigodos desde su entrada en el imperio en 378. Grupo Kairós)

(Invasiones bárbaras en Hispania en el siglo V. Artehistoria.com)


(Proceso de unificación del reino visigodo en el siglo VII. Artehistoria.com)

En el año 378 el ejército romano es derrotado en la batalla de Adrianópolis, lo que suponía la entrada de los visigodos en el Imperio. Más tarde, en el 406, lo harían suevos, vándalos y alanos. Poco a poco, el poder de Roma en Occidente era cada vez más débil, hasta que se hizo efectiva su liquidación en el año 476.

Para entonces los visigodos habían constituido un reino estable, que ocupaba el sur de la Galia y gran parte de Hispania. Este reino preservará los restos de la cultura hispanorromana, admirando el pasado clásico interpretado por el cristianismo. Este periodo, que se extiende entre los siglos V y VII, constituyó la transición entre la Antigüedad tardía y la Alta Edad Media.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La pervivencia del legado cultural romano en la Península Ibérica

(Teatro romano de Cartagena)



(Recreación infográfica de Itálica. Italicaromana.blogspot.com)

Roma conquistó la Península Ibérica en un largo proceso que se inició en el año 218 AC, con el desembarco en Escipión, y que se extendió hasta el año 19 AC. Durante estos doscientos años, con más rapidez en las zonas urbanizadas de Levante y Andalucía, y con lentitud en el interior, la presencia romana se acabó imponiendo en toda Hispania. A lo largo de este tiempo los pueblos prerromanos fueron incorporados a la administración de Roma, bien por la fuerza o bien por la asimilación.

Una rápida visión del legado cultural romana nos lo ofrece el trabajo del Grupo Palladium que, aunque orientado hacia la Cultura Clásica, despliega de forma sencilla el origen y continuidad de la herencia de Roma en la Península Ibérica.

Espectacular, visualmente, el trabajo de Eduardo Barragán en su blog Italicaromana. Afortunadamente, su labor es cada vez más reconocida y valorada, porque nos ayuda a transitar mejor por nuestro pasado. De este blog es la animación que acompaña esta entrada.

Por último, otros enlaces que ayudan a conocer el legado romano en la Península Ibérica:

a) La empresa Balawat, que realiza infografías de yacimientos arqueológicos, reconstruyéndolos digitalmente. Por ejemplo, Segóbriga o la villa de Carranque.

b) El buscador del Museo Virtual de Segóbriga, que nos ofrece la imagen de todos los restos hallados en los más de treinta años de excavaciones.

c) Uno de los blogs que informan del desarrollo de excavaciones arqueológicas. En esta ocasión se trata de la excavación de Jamila, en Villanueva de los Infantes, donde desde hace algunas campañas Pedro Reyes Moya Maleno dirige los trabajos en una antigua villa tardorromana. Aprovecho la ocasión para que conozcáis la labor de su equipo y para animarle en su dura tarea.

martes, 21 de septiembre de 2010

Fenicios, griegos y cartagineses en la Península Ibérica


(Colonización griega en la Península Ibérica. Fuente: Universidad de Cantabria)

(Itinerarios fenicios. Cartoteca. Grupo Kairós)



(Guerras Púnicas. Artehistoria.com)





(El astillero cartaginés de Kart-Hadast. Italicaromana.blogspot.com)




(El pecio fenicio de Mazarrón. Museo Nacional de Arqueología Subacuática. Cartagena)

El primero de los pueblos prerromanos colonizadores en la Península Ibérica fue el de los fenicios. Su presencia está ligada a la búsqueda de nuevas rutas comerciales para conseguir, entre otras cosas, minerales. Así, en el barco de Mazarrón, el pecio más antiguo conservado, se encontró litargirio, que se utilizaba para el tratamiento de la plata.

Lo mismo puede decirse de la presencia griega, que se concretó en la creación de colonias comerciales más al norte, como Emporion (Ampurias) o Rodes (Rosas).

La llegada y conquista cartaginesa está ligada al resultado de la I Guerra Púnica y la lucha contra Roma. Su presencia no fue muy prolongada, pero convirtieron a la ciudad de Kart Hadast o Cartagena en una gran ciudad y estratégico astillero. Podéis apreciar lo que llegó a ser en estos dos vídeos, titulados La legendaria muralla púnica: (1ª parte y 2ª parte)

miércoles, 15 de septiembre de 2010

PROGRAMA DE HISTORIA DE ESPAÑA 2010-2011



Con estivalía alevosa y unilateral, la Comisión ha decidido modificar el modelo de examen e introducir nuevas directrices en la realización del comentario de texto. De lo acordado en anteriores circulares no hay noticias, lo que me hace temer lo peor. Una vez descartado el sentido común, después de sufrir la ominosa prueba de junio, nos podemos hacer esta pregunta: ¿Arbitrariedad o felonía?.

En la imagen, el profesor Tulp imparte su famosa Lección de Anatomía ante varios alumnos que siguen diferentes temarios. Obsérvese que, en el margen inferior derecho, se encuentra el temario oficial de septiembre, que es escrutado por varios alumnos. En el centro, otro personaje, porta una circular con las especificaciones. Por cierto, nadie repara en la disección.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Proceso de hominización en la Península Ibérica: nuevos hallazgos.



El primer homo llegó a la Península Ibérica hace más de un millón de años, tal y como lo demuestran los hallazgos de Atapuerca (Burgos). Este yacimiento, que es el más importante del mundo para el Pleistoceno Medio, está permitiendo reconstruir la evolución y la forma de vida humana de los primeros europeos, a partir de sus dos niveles estratigráficos más importantes:

a) La Gran Dolina, donde se encontró en 1994 la denominada Cabeza del Niño de la Gran Dolina, un nuevo tipo de homo, el denominado Homo Antecessor, con una antigüedad unos 800.000 años, y víctima del primer acto de canibalismo que se conoce en Europa.

b) La Sima de los Huesos. En este nivel se han hallados treinta fósiles humanos de unos 400.000 años de antigüedad, del tipo Homo Heildebergensis, de cuyos restos se deduce que los hombres de esta época conocían el fuego, practicaban el canibalismo y enterraban a sus muertos.

En la campaña de 2010, además, se han encontrado dos herramientas líticas en la Cueva de la Sima de los Elefantes, datadas en más de 1.200.000 años, lo que determina que la presencia humana en Atapuerca es anterior a lo que hasta ahora se había establecido.

Del Paleolítico Medio (300.000-100.000) destacamos los yacimientos de Homo Sapiens en Bañolas o Gibraltar y del Paleolítico Superior. También son interesantes las conclusiones de los hallazgos de Homo Neanderthalensis en la cueva del Sidrón, en Asturias. Aquí, se ha podido reconstruir una cadena completa de ADN y establecer afinidades con el hombre actual.

Del Paleolítico Superior (100.000-25.000) los yacimientos más importantes de Homo Sapiens Sapiens, con una antigüedad de unos 40.000 años, se encuentran en la Cueva del Castillo o en la Cueva Morín, de Cantabria. En esta zona, también podemos admirar la manifestación más relevante de estas culturas en las pinturas rupestres de Altamira.

Os incluyo, en esta entrada, un vídeo general sobre el yacimiento, otro de la CNN sobre el laboratorio donde se interpretan los hallazgos, un esquema general de las industrias líticas y otro sobre la evolución humana.

miércoles, 5 de mayo de 2010

LA POSGUERRA: CLASES DE HISTORIA A PIE DE FOSA.





Hoy nos han visitado Amaya García y Giulio Piantadosi, premios Ortega y Gasset 2009 en la categoría de periodismo digital. Ambos son periodistas del diario El Mundo, y recibieron dicho premio por la realización de un artículo titulado "Clases de Historia a pie de fosa"

Además de comentarnos los pormenores de su trabajo, realizado en las fosas del cementerio de San Rafael, en Málaga, su presencia nos ha ayudado a comprender mejor el periodo histórico que ahora estamos estudiando. Podría decirse que han traido la Historia al pie de la clase, y todos nos hemos beneficiado de ello. Gracias a las imágenes y a los comentarios de los arqueólogos y familiares sabemos más de nuestro pasado y así podemos estar en disposición de querer callar o hablar. Porque el silencio y el olvido no dan ninguna opción.

Tal y como nos mostró Giulio en otro vídeo, rodado hace unos días, un año después se sigue excavando para identificar a los cerca de 4200 cuerpos que hay allí enterrados, con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas del ayuntamiento de Málaga. Este hecho, que en los tiempos que corren parece una extravagancia imposible, es menos reconfortante que el alivio y el agradecimiento de Paca, que aparece en una de las fotografías de esta entrada, quien desde los cinco años de edad acudía al cementerio a rezar ante el lugar en el que sabía que habían enterrado a su padre. Setenta años más tarde ha podido darle digna sepultura, en silencio, sin una palabra de reproche hacia nadie. Y es que a veces se nos olvida que la humanidad está por encima de la memoria y de la Historia.

domingo, 18 de abril de 2010

Guerra Civil: sublevación y fases militares.





(Escenas de dolor tras los bombardeos rebeldes en el barrio de Tetuán, Madrid. Archivo Rojo. Archivo General de la Administración del Estado. Pares)

(Efectos de los bombardeos de la aviación rebelde en la calle Preciados, de Madrid. Archivo Rojo. Archivo General de la Administración del Estado. Pares)


(Vídeo de artehistoria.com sobre la sublevación contra la II República)

El 17 de julio de 1936 varios generales golpistas, apoyados por una parte significativa del Ejército, se sublevaron contra el Gobierno de la República. Lo que parecía ser un pronunciamiento militar más, se acabó convirtiendo en una guerra civil ante la incapacidad de los golpistas por conseguir controlar todo el país y del Gobierno por acabar con el levantamiento: a finales de ese mes España se encontraba dividida en dos zonas.

Durante tres años se sucedieron los combates, los apoyos y bloqueos internacionales y, sobre todo, el sufrimiento de la población civil, que soportaba, por primera vez en la Historia, los bombardeos masivos de sus ciudades. De ello os pongo como ejemplo las dos primeras fotografías.

El 1 de abril de 1939 las tropas rebeldes habían conquistado todo el territorio español y emitían su último comunicado. Había terminado la guerra, pero aún no había llegado la paz.

En este enlace podéis encontrar el tema correspondiente a las fases militares del conflicto y a la evolución política en las dos zonas.

En el ámbito de Rivas-Vaciamadrid y de la batalla del Jarama, os recomiendo estos tres enlaces:

1) Entradas de sepanquantos sobre la Guerra Civil en Rivas-Vaciamadrid.

2) Página del Grupo de Investigadores del Parque Lineal del Manzanares sobre el frente de la guerra en esta zona de Madrid. Esta asociación realiza, anualmente, un recorrido por los restos de las trincheras. Aquí tenéis las imágenes de la última.

También os recomiendo la visita al Archivo Rojo, llamado así por haber sido creado por la Junta de Defensa de Madrid, dirigida por el general Vicente Rojo.

martes, 13 de abril de 2010

1931-1936: la Segunda República española.

(Proclamación de la II República. Foto: Alfonso Sánchez Portela)

(Gobierno provisional de la II República. Foto: Alfonso Sánchez Portela)




(Fragmento de un vídeo inédito con imágenes de 1931)

El 13 de abril de 1931, de forma anticipada, Jaca, Sahagún y Eibar proclaman la II República. Al día siguiente, en la Puerta del Sol de Madrid, el gobierno provisional avanza lentamente hacia el edificio de la Gobernación, en medio de una muchedumbre entusiasmada. El fotógrafo Alfonso lo reflejó de forma magistral en algunas instantáneas, como la primera de este blog. En la segunda de ellas posa el citado gobierno. De pie: Indalecio Prieto, Marcelino Domingo, Casares Quiroga, Fernando de los Ríos, Lluis Nicolau D'Olwer, Francisco Largo Caballero, Diego Giral y Diego Martínez Barrio. Sentados: Alejandro Lerroux, Manuel Azaña, Niceto Alcalá-Zamora, Julián Besteiro y Álvaro de Albornoz.

El vídeo que incluyo en la entrada es un fragmento de un noticiero, inédito, encargado a la productora norteamericana Fox Movietone, titulado: "El amanecer de una nueva era en España, 1931", con una duración de 21 minutos y treinta segundos, y que fue encontrado el año pasado al hacer obra en el tejado de la casa del que fue alcalde de Priego (el pueblo de Alcalá-Zamora). En él aparecen secuencias del 14 de abril en la Plaza de la Villa de Madrid, de la celebración del primero de mayo, de la toma de posesión de Victoria Kent como Directora General de Prisiones o del discurso del alcalde madrileño, Pedro Rico, en la recepción de la Casa de Campo para el pueblo de Madrid.

El periodo político de la II República puede dividirse en dos fases:

1.- Gobierno provisional, Constitución de 1931 y bienio reformista (1931-1933)

2.- Bienio radical-cedista y gobierno del Frente Popular (1934-1936)

En ellos os incluyo los enlaces a los temas correspondientes, así como otro a los principales partidos políticos de ese momento y a los resultados electorales del periodo 1931-1936.

viernes, 9 de abril de 2010

Dictadura de Primo de Rivera

Os incluyo en esta entrada cinco fragmentos de vídeo de momentos representativos de la Dictadura de Primo de Rivera: el golpe de Estado de septiembre de 1923, la creación de la Unión Patriótica, el desembarco de Alhucemas, el desarrollo económico y la caída final, en enero de 1930.

Podéis encontrar un esquema de este periodo en este enlace, y los apuntes correspondientes, junto a dos textos significativos, en este otro.

miércoles, 7 de abril de 2010

Fechas de los exámenes de acceso a la Universidad


Lamento publicar esta entrada justo detrás de la del desastre de Annual, pero las fechas de los exámenes de las PAU'S, en las convocatorias de junio y septiembre, son oficiales, y pueden consultarse en esta dirección de la Universidad de Alcalá de Henares.

Los lugares de realización de estas pruebas aún no han sido asignados.

Valor y serenidad.

martes, 6 de abril de 2010

Guerra en el Rif y desastre de Annual.





Desde los últimos años del siglo XIX la presencia española en Marruecos había ido en aumento, pero tras el Desastre del 98 la posibilidad de una intervención colonial en la zona se presentaba como un remedio a la frustración militar y política que se había vivido. Por eso, tras un primer reparto en 1904, la Conferencia de Algeciras, dos años más tarde, certificaba la división de la zona en dos áreas de influencia: al sur para Francia y al norte para España. Pronto algunas compañías mineras, acompañadas de efectivos militares, comenzaron a explotar los recursos minerales de la región.

En julio de 1909 se produjeron ataques de algunas cabilas rifeñas contra trabajadores de esas compañías, a lo que el gobierno respondió enviando refuerzos procedentes de reservistas de Madrid y Barcelona. Esta polémica decisión se agravó con la derrota del Barranco del Lobo, en la que murieron cientos de soldados y el propio general Pintos. Los ataques contra la ciudad de Melilla continuaron en los meses siguientes, y fue necesaria la firma de un nuevo acuerdo franco-español y una sostenida campaña militar para acabar con la resistencia. Fruto de esta campaña fue la conquista de Larache, Arcila, Alcazarquivir y el Monte Arruit, en pleno corazón del Rif.

Pero la guerra de Marruecos parecía un mal endémico para España. Así, en 1919, Francia amenazó con revisar el tratado de reparto si el ejército español no lograba pacificar su zona, desde Larache a Melilla. Ahora, además, a las dificultades cotidianas se añadía la rebelión de Abd el Krim, que había sublevado a las cabilas locales y pretendía establecer una república independiente.

En julio de 1921, el general Silvestre inició un arriesgado avance hacia el interior, sin asegurar su retaguardia, hasta llegar a Igueriben, cuyo abastecimiento debía ser realizado desde Annual. Cuando la guerrilla rifeña cortó las comunicaciones entre estos dos puntos el general queda aislado y se decide la retirada hacia monte Arruit. En medio del caos, sin órdenes claras, los soldados españoles son cazados uno a uno, muriendo miles de ellos. Aparte del propio general Silvestre, algunas fuentes hablan de hasta doce mil muertos en un solo día.

Las tropas rifeñas llegaron hasta la propia Melilla, que pudo resistir, y se apoderaron de una gran parte del territorio, que no fue definitivamente reconquistado hasta el desembarco de Alhucemas, en 1925. De todo ello se han conservado impactantes fotografías, recopiladas en este enlace.

La literatura que ha generado esta guerra ha sido significativa, desde el Blocao, de José Díaz Fernández, hasta Imán de Ramón J. Sénder, obras maestras del género. También se ocupó del tema Arturo Barea, en la segunda parte de su trilogía de la Forja de un Rebelde, llamada La Ruta, donde describe la desastrosa organización que allí se vivía. Hoy en día, la última novela es la de El nombre de los nuestros, de Lorenzo Silva.

Igualmente, los estudios militares son muy abundantes. Os he incluido en la fotografía superior el esplendido libro titulado El blocao, muy bien documentado, obra de Juan García del Río y Carlos González Rosado; también el de Eduardo Gallego Ramos, titulado la campaña del Rif de 1909, que tiene el valor del testimonio del autor, contemporáneo a los hechos que está analizando. En cualquier caso, y sólo a titulo estimativo, en este enlace podéis apreciar la cantidad de obras sobre el tema. 

Al respecto, quiero recomendar dos blogs.
a) Este blog sobre la historia de la campaña de Melilla.
b) Este otro sobre el desastre de Annual.

También el cine se ha ocupado del tema. Así, ya en 1909, se rodó un documental llamado el blocao Velarde, y en 2003 una película mallorquina, titulada El blocao, llegó a estrenarse, aunque su éxito en taquilla fue más bien escaso.

Por último, y sobre la utilización de armas químicas en esta guerra, por parte del ejército español, se rodó un documental llamado arrash (veneno ) que puede verse en este enlace.

lunes, 5 de abril de 2010

Alfonso XIII: panorama general de su reinado (1902-1923)

(Alfonso XIII retratado por Carlos Vázquez Úbeda)

(Retrato de Antonio Maura)


(Asesinato y entierro de Canalejas, 1912)


(Fotografías de la Semana Trágica de Barcelona)


(Vídeo sobre los orígenes y las intenciones de la presencia española en el Rif)

El reinado efectivo de Alfonso XIII se extiende entre 1902 y 1931, es decir, entre su mayoría de edad, a los dieciséis años, y el advenimiento de la II República.

Entre 1902 y 1923 el monarca reina sobre un país que aún asimila la Crisis de 1898 y se enfrenta a profundos cambios. En lo político, aunque se mantiene la apariencia de la continuidad del sistema de la Restauración, la debilidad de los partidos de turno es patente, y se ve acentuada por la aparición de fuerzas nacionalistas, obreras y republicanas. Además, la farsa del encasillado ya no se mantiene en las ciudades, y la opinión pública exige cada vez más, la solución de la llamada "cuestión religiosa", así como cambios en la dirección del país.

Tras unos primeros intentos de regeneración, conducidos por el gobierno del nuevo líder conservador, Antonio Maura, la Semana Trágica de Barcelona pondrá al descubierto los sentimientos anticlericales y las reivindicaciones sociales de gran parte de los grupos obreros. Después, José Canalejas se convirtió en la gran esperanza del sistema, pero su asesinato acabó frustrando esta posibilidad.

Por eso, después del espejismo de prosperidad durante la Gran Guerra, la Crisis de 1917 agrupaba el descontento militar, político y social y dejaba claro que la Restauración no se podía sostener. Los catorce gobiernos que se sucedieron hasta 1923 hablan claramente de ello.

Por último, el Desastre de Annual precipitó la intervención militar, que supuso una apuesta, a todo o nada, del monarca que, años más tarde vio cumplida la reflexión que incluía en su diario de 1902, convirtiéndose en un rey "puesto en la frontera".

Dentro de este panorama de inestabilidad política y agitación social, España vivió, en la segunda década del siglo, un gran desarrollo económico y cultural, que se vio truncado trágicamente a partir de la Guerra Civil. Símbolo de ese progreso fue, por ejemplo, la construcción de la Gran Vía de Madrid, de cuyo inicio se conmemora este año el centenario.

Él tema 14.1., correspondiente al panorama general del reinado de Alfonso XIII, se puede conseguir en este enlace.

martes, 16 de marzo de 2010

Desastre del 98.

(Vídeo de la Guerra de Cuba. Artehistoria.com)


(Vídeo de la escuadra del almirante Cervera. Capítulo 6. Canal de tonipercar, dedicado a la historia de la navegación en España)

(Muerte del General Vara de Rey en El Caney, Cuba. 1 de julio de 1898)


(Cementerio de prisioneros españoles en Portsmouth, New Hampshire)

(Prisioneros españoles en Portsmouth Navy Yard)

El desastre militar español en Cuba y Filipinas, frente a los EEUU, sirvió para caracterizar el inicio de un periodo histórico conocido, genéricamente, como El Desastre del 98. En el ámbito político, políticos e intelectuales se propusieron la regeneración del país, mientras que en lo literario, diferentes escritores serían agrupados con esta denominación.

España mantenía diferentes campañas militares en Cuba desde 1868, pero a partir de 1895 la guerra es generalizada tanto en esta isla como en Filipinas. Los líderes independentistas, Martí, Maceo o Rizal, morirían, pero la ayuda norteamericana a los rebeldes acabaría en el conflicto definitivo, cuyo "casus belli" fue el hundimiento del acorazado Maine, en la bahía de La Habana.

Sin pretender profundizar en los aspectos militares de esta guerra, hay que recordar el papel de los soldados españoles, capaces de gestas como la de Baler, en Filipinas, o lo acontecido en El Caney donde, entre otros, murió el general Vara de Rey, del cual os incluyo una fotografía del monumento que hay en la Avenida Ciudad de Barcelona, en Madrid, frente a la basílica de Atocha.

Sobre las derrotas navales de Cavite y de Santiago, os incluyo dos fotografías, correspondientes a los 1562 marinos que fueron llevados a New Hampshire en los acorazados USS St. Louis y USS Harvard. La mayoría serían repatriados en septiembre de 1898, pero algunos murieron y sus cuerpos permanecieron en un cementerio provisional hasta que fueron devueltos en 1916.
Si queréis seguir, más detalladamente, los pormenores de esta guerra, son muy recomendables:

a) The Spanish American War Spanish Centennial. Una página dedicada al enfrentamiento, que reune una gran cantidad de documentación desde el lado norteamericano. De esta dirección he extraído las dos fotos citadas.

b) 1898, el fin de un imperio. Página diseñada y mantenida por Rafael Galván Díaz, con información amplia y detallada. De esta dirección he puesto el enlace con el sitio de Baler.

Y, en fin, lo que más os interesará, supongo, el tema correspondiente está disponible en este enlace.

domingo, 14 de marzo de 2010

Regencia de María Cristina (1885-1902)


(Ramón Casas., La carga. 1899)

(Joaquín Sorolla., Y aún dicen que el pescado es caro. 1894)

(A. Estruch., La huelga de 1901)

(María Cristina de Habsburgo jura la Constitución de 1876)

Poco antes de la muerte de Alfonso XII, el 25 de noviembre de 1885, la continuidad del sistema político canovista quedaba asegurada en El Pacto de El Pardo, mediante el cual Cánovas y Sagasta se comprometieron a ayudar a la regente y a facilitar el relevo pacífico del turno correspondiente de los partidos en la oposición o en el poder.

Sin embargo, la realidad social y política de España comenzó a mostrarse tal y como era en realidad. Los grupos políticos que no participaban en el artificio democrático del canovismo, comenzaron a tomar fuerza. Así, los obreros comenzaron a afiliarse al recién nacido Partido Socialista Obrero Español, fundado por Pablo Iglesias en el comedor de la Casa Labra el 2 de mayo de 1879, o simpatizaban con el anarquismo. La huelga general de 1901 fue el claro exponente del protagonismo de los obreros de los principales núcleos industriales de España.

Por otro lado, en Cataluña y el País Vasco, los nacionalismos periféricos plasman sus ideales en la fundación de grupos políticos. Enric Prat de la Riba o Valentí Almirall contribuyeron a la creación de la Unió Catalanista, cuyo programa de gobierno quedó plasmado en las Bases de Manresa. En el País Vasco, Sabino Arana fundaba, en 1895, el Partido Nacionalista Vasco.

miércoles, 10 de marzo de 2010

La Restauración en España: 1875-1885.



(Retrato de Alfonso XII a caballo. 1880. Biblioteca Nacional de España)

(Retrato de Antonio Cánovas del Castillo en 1885, por Bartolomé Maura Montaner. Biblioteca Nacional de España)

(Retrato de Mateo Práxedes Sagasta. Biblioteca Nacional de España)


(En la viñeta superior Sagasta sirve el capón del Presupuesto al gobierno de Cánovas en las navidades de 1880. Abajo se da la situación inversa en 1881).


(Dibujo alusivo al carnaval de 1884, como un desfile político presidido por Francisco Romero Robledo, "El Gran Elector", que manipulaba hábilmente los resultados electores desde el Ministerio de la Gobernación)

En 1875 se iniciaba la Restauración borbónica en la figura de Alfonso XII, que había tenido que venir apresuradamente desde Sandhurst (Inglaterra) tras el precipitado pronunciamiento de Sagunto. El nuevo rey, que apenas llegaba a los dieciocho años, aparecería en la mayoría de los grabados de la época vestido de militar. Era la figura del rey-soldado, que cobró especial protagonismo en la victoria sobre los carlistas y en el "civilismo" de la política española, que pretendía apartar a los militares de las decisiones de gobierno, obedeciendo al jefe supremo del ejército.

Pero el cerebro de este nuevo modelo político era Antonio Cánovas del Castillo, que consiguió implantar una nueva Constitución, la de 1876, e ideó un sistema basado en el turnismo, o alternancia de partidos en el poder. Dichos partidos, el Liberal y el Conservador, debían aceptar su paso a la oposición como parte del juego político, cuando les correspondiera o cuando el monarca hubiera perdido la confianza en ellos. Sin embargo, esta teoría fue falseada constantemente mediante la falsificación constante de los resultados electorales, que se "cocinaban" previamente en el Ministerio de la Gobernación. Y así lo vieron las publicaciones satíricas de la época, como "La Flaca" o "El Loro".

Podéis encontrar los apuntes correspondientes al tema en estos enlaces: