sábado, 25 de septiembre de 2010

Al Andalus: Conquista, Emirato y Califato de Córdoba

(Península Ibérica hacia el año 1000)
(Expansión musulmana a principios del siglo VIII. Grupo Kairós)


(Invasión musulmana, 711-714)(Artehistoria.com)


(Emirato de Córdoba)(Artehistoria.com)


(Campañas de Almanzor)(Artehistoria.com)

En el año 711 un destacamento musulmán, al mando de los generales Tariq y Muza, formado por unos 11.000 efectivos, atravesó el estrecho para intervenir en los enfrentamientos entre los dos bandos visigodos: los partidarios de los hijos de Witiza y los seguidores del rey Rodrigo. Este último fue derrotado en la batalla de Guadalete y, en pocos años, los musulmanes conquistaron la mayor parte de la Península, estableciendo su frontera en los ríos Duero y Ebro. Más al norte pequeños núcleos de resistencia visigoda, aliados con tribus no romanizadas, quedaban fuera de la influencia de los conquistadores.

En el año 755 desembarcó en la Península Abd el Rahman, último representante de los Omeyas, que habían sido eliminados por los Abbassíes, quienes establecieron una nueva dinastía, trasladando la capital del califato desde Damasco hasta Bagdad. En Al-Andalus, Abd el Rahman creó el Emirato de Córdoba como estado independiente, rechazando la autoridad de los lejanos califas. Durante dos siglos sus sucesores asentaron el dominio sobre el territorio. Sin embargo, al comenzar el siglo X los problemas se multiplicaban: sublevaciones de familias andalusíes, rebelión de los cristianos mozárabes.

El nuevo emir, Abd el Rahman III, después de ir sofocando, uno a uno, los principales focos de rebelión se autoproclamó califa, en 929, estableciendo el califato de Córdoba. Esta decisión marcaba el inicio de un siglo de esplendor: Córdoba extendía su dominio hasta Marruecos y, en el Norte, obligaba a los reinos cristianos al pago de tributos. El segundo califa, Al Hakem, convirtió a Al Andalus, además, en el mayor referente cultural de Occidente, con una gran biblioteca y una intensa labor de traducción de filósofos clásicos; en especial, Aristóteles.

A finales del siglo X, sin embargo, comenzó la decadencia. Almanzor, visir del califa, se hizo con el control absoluto del gobierno, al influir sobre Hixam, aún un niño, y sobre su madre, y eliminando a todos los opositores. Además, envió sistemáticas expediciones de castigo contra los reinos del Norte, que apenas pudieron oponer resistencia. Sin embargo, Almanzor murió en el año 1002, y su hijo Abd al Malik seis años después. La lucha por el poder se desató en Al Andalus, hasta que un consejo de notables, reunido en Córdoba, decidió disolver el califato en el año 1031.

En Rivas-Vaciamadrid la presencia musulmana se materializó en la construcción de un castillo defensivo o hisn, junto al río Jarama, frente a lo que hoy es el Cristo de Rivas. Además, existían otros lugares, llamados Fahs al Madina y Fahs al Mayrit, que actualmente conocemos como Salmedina y Vaciamadrid. Si queréis más información podéis pinchar sobre los enlaces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario