martes, 5 de octubre de 2010

Primeros núcleos de resistencia cristiana




A partir del año 711 la casi totalidad del territorio peninsular estaba sometido al control de Córdoba. Sin embargo, en el Norte, débiles estructuras de poder, compuestas por restos de la aristocracia visigoda y una amplia base de los pueblos indígenas, conformaron los primeros núcleos de resistencia cristiana. Éstos, aprovechando unas veces el repliegue musulmán y otras su propia fortaleza, iniciaron un progresivo avance hacia el Sur, que culminó en el año 1085 con la conquista de Toledo y en 1118 con la de Zaragoza.

Entre los principales núcleos cristianos, cabe destacar:

a) Reino astúr-leonés – Surgido a partir de la mítica batalla de Covadonga (722) y de un primer rey llamado Pelayo, tuvo una primera capital en Cangas de Onís, y luego en Oviedo. A partir del reinado de Alfonso III (866-910) alcanzó su máximo apogeo, llegando hasta la frontera del Duero y estableciendo la capital en León

b) Condado de Castilla – Surge como un poder casi independiente, en el extremo oriental del reino de León. A partir del conde Fernán González (930-970) Castilla llega hasta la transierra madrileña.

c) Reino de Navarra – Es uno de los primeros reinos cristianos en constituirse. Forjado a partir de la dinastía de los Iñiguez, se funde con los condados de Aragón en la figura de Sancho III el Mayor. Éste, unirá Navarra, Aragón y Castilla, para luego dividirlo todo entre sus hijos.
d) Marca Hispánica y condado de Cataluña – Surgido como una tierra de frontera o marca, del imperio carolingio, a partir de finales del siglo IX el conde Vilfredo el Velloso consigue la independencia y comienza el avance hacia la zona de Vic.

A partir del siglo XI los primitivos núcleos de resistencia cristiana se habían convertido en pujantes reinos que discutían la supremacía al poder de Al Andalus.

Sobre los primeros reinos cristianos, es especialmente recomendable este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario